7/5/09

Crisis inmobiliaria y mercado laboral

Esta entrada surgió como comentario a un post de Egócrata, que me salió un poco largo... por tanto, es mejor que leáis primero la entrada de Egócrata, y luego mi respuesta:

Coincido con Roger en la necesidad de reformar el mercado laboral español, pero eso no nos debe hacer caer en excesivas simplificaciones. Cuando dice:
"Y si el ladrillo era tan dominante en España es en parte porque el mercado laboral lo hacía la industria más rentable; temporalidad y subcontratas cuadran mucho con el ladrillo"

...recalcaría lo de "en parte". Una cosa es que cuadre, y otra cosa es que sea la causa fundamental. Hay muchos elementos que confluyeron en el pasado reciente en España para fomentar la burbuja inmobiliaria, a modo de incentivos perversos de todos los participantes, que incluso me lleva a cosiderar la posible "inevitabilidad" de tal burbuja. Sin ánimo de ser exhaustivo, podría citar:

- Fuerte demanda de vivienda en propiedad. No lo olvidemos: el sector creció porque había DEMANDA, propiciada por la emancipación de la generación del baby-boom, por la aversión hispana hacia el alquiler (motivada por un mercado de viviendas en alquiler escaso y poco líquido) e incluso por la llegada de nuevos compradores (inmigrantes).

- Bajos tipos de interés propiciados por elevados flujos de capital internacionales disponibles para invertir.

- Incentivos bancarios basados en el volumen de hipotecas vendidas, relajando irresponsablemente el control del riesgo.

- Empresas de tasación controladas por los bancos y por tanto al servicio de sus intereses y de los clientes a la hora de poner precio a una vivienda.

- Ayuntamientos necesitados de financiación que descubrieron lo fácil que era conseguirla a base de recalificaciones de suelo.

- Administración pública directamente beneficiada mediante impuestos sobre transacciones inmobiliarias (a veces cobrados doblemente).

- Elevadísima tasa de fraude en dichas transacciones (pagos en dinero negro, escrituraciones "imaginativas"...)

- Notarios que sólo cobran y sin ningún papel de control.

Es fácil entender que estos elementos, además, se realimentan unos a otros, por ej: ante la escalada de precios, los propietarios empezaron a comprar pisos no para vivir, sino para especular, lo cual incrementó aún más la demanda, y por tanto los precios...

...y, por supuesto:

- la mano de obra necesitada era mucha y con pocas necesidades de cualificación... ideal para un amplio sector de la población española, tradicionalmente en paro, y sobre todo, para la población inmigrante... unido a una tipología de contratación favorable (contratos basura, temporalidad...ahí le doy a Egócrata toda la razón).

Todo esto, no lo olvidemos, redujo las cifras de paro hasta niveles desconocidos en este país, por lo que los gobiernos de turno tampoco tenían incentivos a poner coto a la situación, prefirieron sacar pecho, hablar del "milagro español" y de la próxima consecución del sueño del pleno empleo.

Con todo ello quiero decir que la estructura del mercado laboral es un elemento más que participó en el drama, pero ni mucho menos el principal... ¿alguien se atreve a afirmar que con otra estructura de contratación no hubiera existido burbuja?. Yo no lo creo, sinceramente...

Por lo tanto, propuestas como por ejemplo las actuales de la CEOE me parecen oportunistas y simplistas. Eso no quiere decir que el mercado laboral español no deba cambiarse, principalmente para eliminar la dualidad (70% de "apoltronados"-30% de "parias"), es más, ME PARECE FUNDAMENTAL PARA SALIR MEJOR DE LA CRISIS Y PARA ENFRENTAR MEJOR LA PRÓXIMA.


Pero me gustaría enfatizar, sin que sirva de precedente, el papel de las empresas en todo esto y, a riesgo de generalizar demasiado, el papel del empresariado español:

- La empresa española no cree en la I+D. Son contadas las que hacen algo al respecto. La participación privada en I+D+i es ridícula.

- Las iniciativas empresariales conducentes a aumentar la productividad (mejorar sus procesos, su tecnología, su capital humano) brillan por su ausencia... es más fácil pedir ayudas al gobierno... y exigir el despido libre, como si eso les fuera a asegurar su futuro.

- La participación privada en mejora de infraestructuras, en proyectos de investigación con universidades... es escasa.

- Normalmente, la empresa española es cortoplacista: cuando Sala i Martín dice que sus alumnos americanos de Columbia quieren crear empresas y los españoles de la Pompeu Fabra trabajar en La Caixa, se le podría responder con otra caricatura: el empresario americano quiere crear una empresa que le sobreviva, una marca que crezca y evolucione... el empresario español quiere hacerse rico pronto, vender (o quebrar) la empresa y salir corriendo...

Por lo tanto: son muchos los palos que hay que tocar para mejorar la situación de la economía española... el mercado laboral es uno de ellos, la política energética y de infraestructuras es otro, agilizar la administración (creación de empresas, judicatura...)... por no hablar de la EDUCACIÓN y el infame trato a los investigadores... pero también el sector empresarial privado tiene que hacer su propia reconversión... principalmente mental.

15 comentarios:

Demócrito dijo...

O que la Administración incentive ese cambio en la mentalidad empresarial mediante cambios en la regulación, la fiscalidad, etc... Si no, no lo van a hacer. O lo harán demasiado tarde.

Por cierto, empiezas a sonar como un sociólogo, yo que tú me preocuparía.

Alfredo dijo...

No es cierto que los "alumnos de Columbia" todos quieran abrir empresas sino que los que estudian el Masters en economía están allí porque esos sí abrirán empresas y de hecho, la mayoría son extranjeros europeos. El estudiante de Columbia, medio, que estudie economías, aspira normalmente a trabajar en Wall Street al igual que el que estudia otras carreras sólo desea trabajar en algún sitio "conocido" véase Wall Street Journal, New York Times o algún puesto en el gobierno.

Sí que existe una diferencia en cuanto al protagonismo...es decir, el estudiante de Columbia en comparación con uno de la Pompeu Fabra o cualquier otra uni española es mucho más ambicioso y no tan conformista como son muchos españoles, debido a un socialismo rancio.

La mentalidad que hace falta en España es la de "yo quiero y lo voy a hacer". Tampoco es cierto que "la creación de empresa en EEUU sea idílico" como nos venden muchos "liberales" a lo Sala i Martin o Huerta de Soto: existen muchísimos impuestos. De hecho, solo un pequeñísimo porcentaje de millonarios en Nueva York pagan por un grandísimo porcentaje en "bienestar social" (welfare) para una masa de miserables que sólo piensan en el próximo cheque del gobierno, pagado por esa minoría que produce.

España, antes que nada, necesita no una reforma del mercado laboral sino un cambio y reforma profundo de la mentalidad.

"El gobierno me tiene que dar x",

"es mi derecho",

"es que no puedo"

"es que soy mujer y hay discriminación"

"es que soy gay y merezco un trato preferente"

"es que soy minusválido y deben pagarme por eso"

"es que no tengo dinero pero quiero estudiar igual, aunque sea ocupando la plaza para no ir y fumar los porros"

no: España va camino hacia el abismo con todo eso.

Ender dijo...

"Por cierto, empiezas a sonar como un sociólogo, yo que tú me preocuparía"

AAAAAARRRRGGGG!!

AAHGGgg...!

gggggg...!!!

Cofff!, coof.... !!

..ya.. cofff!!..

... ya está.. cof...

Ya se me pasa...

Demócrito dijo...

Joder, me voy a arrepentir muchísimo, pero bueno.
Alfredo:
Los agentes no actúan en función de ideas, sino en función de incentivos. Las personas no cambian alegremente su estructura de pensamiento, mucho menos de conducta, porque les repitas mil veces un eslogan. Cambiarán si sus relaciones con el medio cambian, por la cuenta que les trae. Un posible emprendedor se inclinará más a montar una empresa si su coste de oportunidad es parecido al de ser asalariado. Es decir, si los requisitos burocráticos exigen poco tiempo, dinero y conocimientos especializados, si la mano de obra no es demasiado cara y además poco versátil (¡eh Alfredo! ¡aquí! ¡sí, aquí! ¡mercado de trabajo!), si la seguridad jurídica es alta, si el ordenamiento establece reglas objetivas, públicas y aplicables a todos por igual, etc.

El hecho es que conozco algunos funcionarios "liberales" y unos cuantos empresarios y ejecutivos "progresistas", lo que viene a abundar en la poca correlación que las creencias y la ideología expresadas tienen a menudo con la conducta.

P.S: Como Víctor, que es el más liberal y progresista del grupo :)

Demócrito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alfredo dijo...

Uff, vaya donde me he metido. Bueno ya es muy tarde así que no me queda más remedio que replicarle:

"Los agentes no actúan en función de ideas, sino en función de incentivos."

Claro que sí: y claramente es el socialismo lo que merma el incentivo en éste país además de tener que soportar una derecha de origen socio fascista.

"Las personas no cambian alegremente su estructura de pensamiento, mucho menos de conducta, porque les repitas mil veces un eslogan."

¿Y dónde he dicho yo eso? Además permítame recordarle que los que somos liberales no pretendemos cambiarle a nadie su estructura de pensamiento. Ya sé que para un socialdemócrata, eso es inverosímil pero créame que no nos interesa cambiar el pensamiento de nadie sino establecer un marco en el cual las personas que quieran prosperar lo puedan hacer. Igualdad de oportunidades en libertad, igualdad de condiciones, no.

A los liberales, lo que nos distingue de los "progres", es que estamos profundamente interesados en las personas.

"Cambiarán si sus relaciones con el medio cambian, por la cuenta que les trae. Un posible emprendedor se inclinará más a montar una empresa si su coste de oportunidad es parecido al de ser asalariado. Es decir, si los requisitos burocráticos exigen poco tiempo, dinero y conocimientos especializados, si la mano de obra no es demasiado cara y además poco versátil (¡eh Alfredo! ¡aquí! ¡sí, aquí! ¡mercado de trabajo!)"

¿Y esto qué tiene que ver como contradicción a lo que yo haya dicho? Claro que hace falta una mano de obra competitiva -- de hecho, ahora se me viene a la mente la inmigración a España y en lo único que ha ayudado, aunque a corto plazo, es en mantener la inflación salarial bajo presión, eso es algo positivo.


"si la seguridad jurídica es alta, si el ordenamiento establece reglas objetivas, públicas y aplicables a todos por igual, etc."

Eso ya se hace: lo que ocurre es otra cosa: la inflexibilidad del mercado laboral. Gran parte del "racismo" en España es porque muchos ciudadanos piensan que un puesto de trabajo ha de ser para "nacionales primero" cuando eso lo debe decidir el empresario según las necesidades del mercado. Nadie tiene derecho a un puesto de trabajo, sí tienen derecho a trabajar pero no a un trabajo fijo o indefinido. NADIE tiene ese derecho (obviamente hablo en términos filosóficos).

"El hecho es que conozco algunos funcionarios "liberales" y unos cuantos empresarios y ejecutivos "progresistas","

Y yo...

"lo que viene a abundar en la poca correlación que las creencias y la ideología expresadas tienen a menudo con la conducta."

Ah, entiendo ahora su mensaje. Pero: no es eso lo que yo he intentado decir para nada sino que únicamente estableciendo un marco en el cual la gente TENGA que pensar así por necesidad es el camino a la prosperidad.

La concentración de la riqueza "en pocas manos" siempre ha sido algo positivo porque obliga a los que no tienen esos talentos a acoplarse a las necesidades reales.

Imagínese que usted se levante un día y ponga la radio. Bien, y lo primero que escucha las notícias fuera algo como: a partir del año próximo, se acabarán las pensiones. Usted, si se interesa por su futuro, haría todo lo posible para ahorrar algo para su pensión. Creo yo.

Bien -- pues eso es, en pocas palabras elementales, lo que hay que hacer con lo demás: establecer esa demanda y necesidad porque hay una gran masa de mantenidos en nuestro país, inmigrantes, Y, españoles, ahí no se salva nadie.

Buenos días.

d dijo...

Ole, ole, y ole. Lo del empresario español no es que sea cortoplacista, o que no intente fomentar la productividad: es que a menudo hacen lo posible por que la productividad de sus empleados disminuya.
Achacárselo todo a la formación o a los contratos temporales me parece sesgado. Cuando los empresarios sean más productivos, que exijan.

Avelino dijo...

Básicamente de acuerdo, pero creo que hay algún matiz más.

No creo que se pueda generalizar totalmente. El fsctor cultural de "Coge el dinero y corre", la obsesión por la propiedad inmobiliaria y el cortoplacismo están extendidísimos.

Pero también existen empresarios españoles con otros planteamientos, pero a los que les costaría muchísimo llevarlos a cabo. Insisto en que parte del problema es histórico: como nunca ha habido industria, no hay "know-how" ni estructura. Crear desde cero una empresa competitiva, que invierta en I+D para generar un producto con mano de obra altamente cualificada me parece tarea titánica.

Vamos, que ¿quién tiene los güevos de montar desde cero una fábrica de superconductores en Ejpaña?

Demócrito dijo...

Hola de nuevo Alfredo.

Afirmaciones como que es el socialismo el que merma los incentivos son poco más que propaganda. En primer lugar tendríamos que saber de qué hablamos cuando decimos "socialismo", pero bueno. En este sentido la cuestión es muy sencilla: puedo estar de acuerdo en que el sistema capitalista es el mejor que conocemos (no necesariamente el mejor posible), pero sufre de errores intrínsecos, amén de no ofrecer correctametne cierta gama de bienes y servicios de naturaleza pública. El estado puede intervenir para ofrecer tales servicios y para corregir los errores del sistema de liebre mercado. Que se haga bien o mal es otro tema, pero a no ser que me vayas de Stewie, no creo que puedas negar tales aspectos.

Por otra parte, eres contradictorio cuando afirmas que "los que somos liberales no pretendemos cambiarle a nadie su estructura de pensamiento" para luego afirmar que "únicamente estableciendo un marco en el cual la gente TENGA que pensar así por necesidad es el camino a la prosperidad". Sabes de sobra que tu pensamiento no es liberal, sino conservador, y que te irritan profundamente las greñas, las flautas, los inmigrantes, los ateos, los progres y en general todo aquel que no piense como tú. Todos esos rechazos, junto con aspectos que tanto valoras, como el patriotismo o el orgullo por "nuestra" (tuya, en realidad) cultura, no son más que prejuicios, y los prejuicios son por definición criterios acientíficos que impiden obtener un conocimiento ajustado de la realidad. Y sin tal conocimiento es imposible una regulación adecuada de la sociedad.

Claro que es contradictorio lo que has dicho respecto al mercado de de trabajo, porque aseguras que "España, antes que nada, necesita no una reforma del mercado laboral sino un cambio y reforma profundo de la mentalidad" (lo que también es contradictorio con lo anteriormente expuesto de que no quieres cambiar la forma de pensar de la gente) para luego decir que "hace falta una mano de obra competitiva" y salirte por peteneras con la inmigración, cuando es precisamente una reforma adecuada del mercado de trabajo lo que puede hacer más productiva y versátil la mano de obra a emplear.

Lo de: "La concentración de la riqueza "en pocas manos" siempre ha sido algo positivo porque obliga a los que no tienen esos talentos a acoplarse a las necesidades reales" es otro prejuicio tuyo, sin ningún fundamento empírico y sin siquiera un razonamiento mínimo, por espurio que sea, que lo sostenga. Lamento decirte que ceteris paribus una baja desigualdad social (con datos del Banco Mundial y expresada como índice de Gini) correlaciona positivamente con el crecimiento y el bienestar. Y si quieres una explicación de por qué sucede ésto te la doy en otra parte, que son las tantas y me voy a dormir.

Demócrito dijo...

Avelino, no creo que Ender haya obviado ese aspecto. Simplemente se ha centrado en que si a ciertos problemas estructurales, como los que has señalado, le añades un sistema perverso de incentivos que eleva el coste de oportunidad de desarrollar una actividad innovadora, entonces apaga y vámonos.

Alfredo dijo...

"Afirmaciones como que es el socialismo el que merma los incentivos son poco más que propaganda. En primer lugar tendríamos que saber de qué hablamos cuando decimos "socialismo", pero bueno."

Usted sabe perfectamente que no es propaganda sino una realidad. El socialismo no permite la iniciativa individual. ¿Cuales son los ejemplo que puedan contradecir eso?


"En este sentido la cuestión es muy sencilla: puedo estar de acuerdo en que el sistema capitalista es el mejor que conocemos (no necesariamente el mejor posible),"

No existe ningún sistema perfecto y yo nunca he dicho eso.

"pero sufre de errores intrínsecos, amén de no ofrecer correctametne cierta gama de bienes y servicios de naturaleza pública."

¿Y quién es usted para determinar lo que es público y lo que no es público? Dudo mucho que usted sepa más que yo sobre como gestionar MI dinero para los demás. Eso sí es propaganda, y de la más peligrosa.

"El estado puede intervenir para ofrecer tales servicios y para corregir los errores del sistema de liebre mercado."

Es decir: que como a usted no le gusta que hayan personas que ganen mucho dinero, pretende controlar con el pretexto de lo "público" eso sí, sin ofrecer ni una sóla definición de lo que es público y si las tiene, explique por qué debería ser así. ¿Es usted un iluminado elegido para controlar la riqueza de los demás? ¿Qué es lo "público? Defínalo por favor.

"Que se haga bien o mal es otro tema, pero a no ser que me vayas de Stewie, no creo que puedas negar tales aspectos."

Me molesta bastante que me compare con Stewie. De verdad lo digo: dan ganas de pegar un puñetazo ante tal afirmación tan ignorante. Yo sí tengo una definición de lo que es público, la seguridad por ejemplo. ¿Pero, usted?

"Por otra parte, eres contradictorio cuando afirmas que "los que somos liberales no pretendemos cambiarle a nadie su estructura de pensamiento" para luego afirmar que "únicamente estableciendo un marco en el cual la gente TENGA que pensar así por necesidad es el camino a la prosperidad". Sabes de sobra que tu pensamiento no es liberal, sino conservador,"

Llámele como quiera: en inglés mi liberalismo es, efectivamente, "conservative" pero "liberal" en España significa lo que "conservador" en inglés. No sé si será la influencia extranjerizante de su mujer pero debería saber eso. "Liberal" en España sería alguien como Ronald Reagan o Thatcher, "conservative" en inglés. Jamás lo he negado y de hecho en presencia de estadounidenses o británicos me defino, con orgullo, como "conservative."

"y que te irritan profundamente las greñas, las flautas, los inmigrantes, los ateos, los progres y en general todo aquel que no piense como tú."

Esto no lo acepto. Jamás he dicho que se deben ilegalizar las greñas ni los perroflautas. Y en cuanto a los inmigrantes: me molesta que hayan demasiados, sí, ¿lo he negado en algún momento? Por favor demócrito que yo llevo una década manifestándome públicamente contra la inmigración tercermundista.

"Todos esos rechazos, junto con aspectos que tanto valoras, como el patriotismo o el orgullo por "nuestra" (tuya, en realidad) cultura,"

No señor: la cultura es algo objetivo.

"no son más que prejuicios, y los prejuicios son por definición criterios acientíficos que impiden obtener un conocimiento ajustado de la realidad."

¿Cómo? ¿Y usted pretende venderme que no tiene prejuicios? ¿Me habla en serio? ¿Tan iluminado es?

"Y sin tal conocimiento es imposible una regulación adecuada de la sociedad."

Ya pero es que nosotros los liberales de verdad no pretendemos "regular" la sociedad.

"Claro que es contradictorio lo que has dicho respecto al mercado de de trabajo, porque aseguras que "España, antes que nada, necesita no una reforma del mercado laboral sino un cambio y reforma profundo de la mentalidad" (lo que también es contradictorio con lo anteriormente expuesto de que no quieres cambiar la forma de pensar de la gente)"

No es contradictorio puesto que no he abogado por ninguna ley que cambie el pensamiento de los demás.

"para luego decir que "hace falta una mano de obra competitiva" y salirte por peteneras con la inmigración, cuando es precisamente una reforma adecuada del mercado de trabajo lo que puede hacer más productiva y versátil la mano de obra a emplear."


Esto es exáctamente lo que yo ya manifesté: una cosa es eso, reforma, y otra muy distinta es "papeles para todo dios".

"Lo de: "La concentración de la riqueza "en pocas manos" siempre ha sido algo positivo porque obliga a los que no tienen esos talentos a acoplarse a las necesidades reales" es otro prejuicio tuyo, sin ningún fundamento empírico y sin siquiera un razonamiento mínimo, por espurio que sea, que lo sostenga."

La concentración de la riqueza en pocas manos representa la libertad, no es ninguna injusticia. Un licenciado en derecho, de pasante, igual con un masters, puede parecer "pobre" a los 28 años, debiendo dinero y viviendo en un piso alquilado de segunda mano. Pero a los 48, lo más seguro es que tenga éxito. Yo no conozco su situación y jamás pretendería preguntar pero le aseguro que muchísimas familias "normales", hoy por hoy, son accionistas. Algo que hubiera sido impensable con su sistema socialdemócrata que únicamente ha servido para promover a los más mediocres. Todos nacemos con igualdad de oportunidades, pero no hay dos personas iguales y algunos tienen más que otros precisamente debido a cómo se han aprovechado de las oportunidades disponibles. Eso no es prejuicio, son datos y hechos. Usted no es como Botin, ni yo, y será por las circunstancias de cada uno. Pero no se preocupe porque siendo tonto se puede llegar a ser presidente. Sino, mire quién es el actual presidente de España.

"Lamento decirte que ceteris paribus una baja desigualdad social (con datos del Banco Mundial y expresada como índice de Gini) correlaciona positivamente con el crecimiento y el bienestar. Y si quieres una explicación de por qué sucede ésto te la doy en otra parte, que son las tantas y me voy a dormir."

No necesito su explicación, Demócrito: el hecho es que usted aquí ha demostrado no tener competencia en materia económica, no suscista la confianza de sus lectores, y por eso no me extraña que en su extremismo tenga que recurrir al socialismo rancio. Luego tiene usted los....de quejarse contra las desigualdades. Ud es un ejemplo de que existen desigualdades, gracias a Dios ud y yo no estamos en el mismo plano. Ud exige que el Estado le de dinero "porque sí" mientras que otros lo producimos precisamente para mantener a personajes como usted. El chollo tiene que acabar, y cuanto antes, mejor.

Alfredo dijo...

Y por favor, no se "ofenda" cuando digo que no necesito su explicación porque sé perfectamente lo que va a decir. "Que la brecha entre los ricos y los pobres es mala."

Ignora usted que todos los sueldos hoy en día son mejor de lo que eran hace 20 o 30 años cuando se intervenía muchísimo más en el terreno económico. Pero lo que de verdad quieren y prefieren ustedes es que los pobres sean aun más pobres, con tal de que los ricos sean menos ricos. Así jamás se podrá generar ningún tipo de prosperidad. ¡Y qué política! Sí: usted prefiere ver al pobre más pobre. Mientras menos sea la brecha, más pobreza. ¿Cómo vamos a tener servicios públicos de calidad, como la Sanidad, sin políticas verdaderamente capitalistas?

*Ve que yo sí tengo un concepto de lo público.

Mientras más aguda sea la brecha, más oportunidades de empleo para los más pobres de nuestra nación. Si el empresario tiene que pagar más impuestos como ahora, no queda más remedio que hacer recortes. Oiga ¿es que usted nunca ha llevado un presupuesto? Si la respuesta es que sí, sabrá perfectamente que si hay más salidas que ingresos, tiene que hacer ajustes. No hace falta ser un premio nobel en economías para saber eso. Así que no es que no me interesen sus explicaciones sino que en este caso, sé perfectamente lo que va a decir y por eso no la necesito.

Usted dijo en su primer comentario que la Admin debería incentivar esos cambios de mentalidad mediante cambios en fiscalidad, etc...y yo estoy de acuerdo, pero fiscalidad a la baja.

Y reitero: los sueldos tendrían que bajar más para volver a generar empleo. ¿Pretende generar empleo y oportunidades, o sumergir a los ciudadanos en el socialismo y la pobreza? No sé, yo prefiero ver prosperidad antes que pobreza y regulación.

Buen día.

Demócrito dijo...

Alfredo, te descalificas tú mismo. No voy a perder el tiempo con alguien cuyos únicos recursos son el argumento ad hominem y el eslógan reiterativo. A partir de ahora quedas nombrado Troll Oficial de Como queráis. Aquí tendrás tu propia porqueriza donde soltar espumarajos por la boca. Espero, eso sí, que no te moleste que no limpie las defecaciones que dejes ni,desde luego, que las responda.

Un cordial saludo.

Alfredo dijo...

No Demócrito, NO. Lo que pasa es que usted es incapaz de responder a mis argumentos y por eso se enfada. ¿Cuales son los "ataques ad hominem?" "Troll" es la palabra que suelta todo el que no es capaz de responder con propiedad a los argumentos.

Dígame cuales son esos ataques y déjese de pretender hacerme creer que usted es una dama o doncella del siglo XIX ofendida.

¿Cuales son los esloganes reiterativos? ¿Que la libertad es el único camino hacia la prosperidad?

Mis otras preguntas, y estas, siguen en vigencia. Si no sabe responder, no se lo tome a mal, hay temas que uno desconoce. Y bueno tampoco pasa nada si no puede responder: el que calla otorga.

Y está visto que usted no puede responder mis preguntas.

Queda también para los demás lectores de esta entrada a responder: ¿dónde están los ataques ad hominem? No veo ni uno.

¿Progre? ¿Es eso a lo que se refiere? Yo pensaba que usted se vanagloriaba de ser de izquierdas.

La gotera continua de sus argumentos débiles ya se han convertido en una hemorrágia.

Juan dijo...

Pues yo sí que creo que los perroflautas deberían ser ilegalizados. Los odio.