2/2/09

Hermanos, he visto la luz

Quiero ofrecer noticias que seguro conmocionarán a más de uno. A mí me han hecho perder toda la fe que tenía en los ideales progresistas que me inculcaron desde la infancia. ¿No habría sido mucho mejor aceptar la educación tradicional que me ofrecía, acompañada de muestras de afecto y tocamientos, mi colegio de curas?¿No habría sido mejor, digo, haber abrazado la fe cristiana cuando aún no sabía pensar?¿No debería haber aceptado los principios económicos neoliberales a pesar de poder leer, sumar y restar, conocimientos que me empujaron a desecharla sin darle una segunda oportunidad? Sí amigos, he descubierto que he sido engañado, han abusado de mi confianza y me siento sucia por haberle hecho el juego a esos progres perrofláuticos.

Quiero que lo sepáis: gracias a Intereconomía he visto la luz.

Intereconomía es una cadena de televisión que no cosecha el éxito que merece. Es una vergüenza que la conozcan tan pocos, que no la vea casi nadie y que ninguno se crea ni una palabra de lo que dicen. Como Casandras tumbadas por el crack, sus presentadores barbotean incoherencias que llevan en sí la semilla de la verdad. Aunque no lo parezca. Ni de coña.

Me enorgullece poder ofrecerles las últimas noticias de Intereconomía, en exclusiva y en prime time:

Andrés Boix Palop es un topo de la mafia moldava introducido en la Universidad de Valencia, cuyo objetivo es montar una red de tráfico de estupefacientes de síntesis química, fabricados en la República Checa bajo licencia. Su actitud independiente y sus denuncias constantes del clientelismo, la torpeza y la poca vergüenza del aparato universitario no son más que estrategias que buscan erosionar la disciplina, la tradición y la excelencia que tratan de inculcar nuestros venerables dinosaurios con cátedra.

Popota, además de un peligrosísimo rompedor de unidades patrias, es conocido por haber abusado de todas las ovejas del Baix Llobregat mediante el expeditivo método de meterles las patitas traseras en las botas de agua que siempre lleva puestas a tal efecto, impidiendo la huida del pobre animal.

Egócrata, oculto tras tan ampuloso nick, es en realidad el Dr. Horrible, embarcado en una conspiración judeo - masónica - internacional que complota para destruir los valores heredados de los founding fathers: cazar animales protegidos, comprar armas de repetición en el Wall Mart o ir a por pan en el Hummer de doce cilindros. Valores éstos amenazados por la retórica socialista de tan taimado personaje.

Citoyen, en una nueva demostración del colapso que sufre nuestro sistema de justicia, sigue libre. Y sigue libre a pesar de su empeño en buscar soluciones razonadas y rigurosas a los problemas económicos en vez de aceptar automáticamente los dogmas de la Santa Iglesia Austríaca, que todo lo sabe y todo lo puede por lo que uno deduce leyendo los blogs de tanto neoliberal, neocon y anarcocapitalista pirado que hay por estos mundos 2.0.

Lüzbel, como todo el mundo sabe, es el diablo. Pero además es un diablo ateo, amante de las porras y las gorras de cuero, inspirador directo del Satán de South Park. Y encima le gusta aplicar y que le apliquen electroshocks.

A mi compañero Ender ni Intereconomía ha podido encontrarle ninguna perversión: hace deporte, no fuma, no bebe, folla poco y sólo con su mujer... pero ya sabemos que los hombres con pocos jodidos vicios suelen tener pocas jodidas virtudes.

Y el último y más importante: el Gran Wyoming. Un notorio maltratador de becarias que tras abusar durante meses de su posición de poder, gritándolas, acosándolas y metiéndoles mano bajo la falda, finalmente las obliga a participar en vídeos falsos que los medios ultraconservadores utilizan alegremente para sepultar aún más profundamente su ya muerta y descompuesta credibilidad.

¡Felicidades Wyoming!

4 comentarios:

Ender dijo...

Macho, ¿se te está yendo la pinza, o qué???

Ya sé que después de los exámenes uno tiene depresión post-parto, pero vamos, eso siempre se ha curado con sexo (solo o en compañía).

Te veo casi al nivel de algunos sociólogos de este país, háztelo mirar... casi casi estás listo para escribir un ensayo de ésos de aeropuerto.

Alfredo dijo...

Aquí los pirados son los progresistas que piensan que los contribuyentes tenemos que pagar para mantener a una masa no demandada en un puesto de trabajo.

De todas formas, gracias por el enlace.

Demócrito dijo...

¿Por qué será que cuando la masa no demandada es uno mismo rápidamente pedimos a gritos que papá estado nos venga a ayudar?

De todas formas, de nada hombre, a mandar.

Alfredo dijo...

Democrito:

Tiene usted toda la razon en eso y yo soy muy realista. Nunca ha sido mi caso, por ejemplo, pero soy consciente de que cada uno necesita sobrevivir como pueda y con los medios que mas le ayuden. Como yo solo defiendo mis intereses y los intereses que yo creo que son beneficiosos para el conjunto de los españoles, pues a mí no me verá pidiendole nada a Papá Estado. Nada de nada.

Aquí casi siempre hay varios "bandos": están los intervencionistas y luego estamos los que defendemos la libertad para elegir, la creación de prosperidad y riqueza para los ciudadanos, y un país mejor y un mundo más seguro, amén de que siempre estamos al lado de quienes defienden los intereses de la libertad.

Gracias.